Miel, el edulcorante natural más conocido

Edulcorantes naturales

Miel, el edulcorante natural más conocido
Miel, el edulcorante natural más conocido

Un consumo excesivo de azúcar es perjudicial para la salud, eso ya lo sabemos todos. ¿Pero qué hacer si nos gusta el café o té dulce y por eso el azúcar tiene un sitio reservado en la cocina? En este caso existen edulcorantes naturales, los cuales podemos usar en lugar del azúcar blanco. Son muy sabrosos y proporcionan a las bebidas y comidas otra dimensión de sabor.

Por supuesto que un té o un pastel con edulcorante natural no le tiene que gustar a todo el mundo y puede que algunos necesitarán tiempo para acostumbrarse a otra forma de endulzar, sin embargo este cambio no le hará daño a nadie, sino que lo beneficiará.

Que se usaba antes para endulzar

El azúcar apareció en Europa en el siglo XV pero fue muy caro y no cualquiera podía comprarlo. Hasta entonces se usaba fruta natural, miel, mermelada o fruta seca machada. También se endulzaba con compota de zanahoria y miel o savia de arce y abedul. El azúcar de caña como edulcorante corriente se empezó a usar en el siglo XVII.

Edulcorantes naturales

Siropes

Sirope de agave - se elabora espesando zumos naturales de las plantas salvajes de cactus que crecen en Méjico central.

Sirope de arroz - se obtiene con hidrólisis de almidón de arroz, no constituye tanta carga para el organismo.

Sirope de arce - se consigue de la savia de arce, la cual se espesa luego. Cuánto más claro es, mejor calidad tiene.

Sirope de trigo - está hecho con hidrólisis de almidón de trigo y en comparación con el azúcar normal no acidifica el estómago.

Sirope de manzana - contiene sólo manzanas sin azúcares, colorantes ni otras sustancias aromáticas añadidas.

Otros edulcorantes naturales

Stevia rebaudiana - es una hierba, cuyas hojas usaban los indios americanos para endulzar sus bebidas y comidas. También la usan los Japoneses. Además de endulzar destruye bacterias en la cavidad oral.

Miel - es un líquido espeso creado por las abejas. Éstas recogen y espesan zumos dulces de las flores. Es una mezcla de azúcares, agua y otras sustancias muy beneficiosas para la salud.

Rapadura de caña - conocida también como panela o piloncillo, es un dulce típico en los países sudamericanos. Se elabora a partir del jarabe de las cañas de azúcar. Cuando se seca, se muele. Lo bueno es que mantiene todas las sustancias beneficiosas, sus minerales, vitaminas y oligoelementos.

Melaza - es un extracto de la caña de azúcar que se obtiene en la elaboración de azúcar moreno. La melaza contiene gran cantidad de oligoelementos, vitaminas y minerales, como calcio, magnesio, hierro, potasio y otros. Un consumo regular purifica el organismo.

Maltosa - se consigue la cebada malteada, contiene mucha vitamina B, es muy oscura y muy aromática.

Fructosa - se encuentra en la fruta y la miel y forma parte del azúcar moreno. En comparación con el azúcar normal endulza hasta un 30 % más.

Glucosa - se prepara con la cristalización de zumos de plantas, en especial de la parra y del almidón (sobre todo el de patata).

Azúcar de palma -  se elabora espesando la savia dulce de las palmeras. Tiene sabor a caramelo y sustancias minerales importantes.

Cada uno decide qué tipo de edulcorante usará, pero está bien saber que existe una variable más sana en forma de edulcorantes naturales. Éstos son mucho más delicados con nuestro cuerpo y su sabor especial nos puede ampliar el repertorio.