Las embarazadas no necesitan comer por dos

Las embarazadas no necesitan comer por dos

Cuando estamos en época de embarazo normalmente nos recomiendan aumentar la cantidad de calorías que ingerimos, más aún si estamos en los últimos meses de embarazo para  que todo vaya bien. Gracias a este estudio sabemos que las embarazadas pueden no necesitar comer por dos.

Si nos lo tomásemos al pié de la letra sería una exageración, normalmente se utiliza la expresión comer por dos, pero nos referimos a que comemos mayor cantidad de alimentos, normalmente también nos da más hambre y tenemos esos "antojos" de vez en cuando durante el embarazo. Lo que demuestra la investigación a la que me refiero (aquí), es que las embarazadas acumulan más energía durante la gestación.

Esto podría indicar que el gasto metabólico superior que se sufre durante estos meses se ve compensado ya que al almacenar más energía se puede consumir este excedente sin tener que comer más. Se cree que dichos cambios en el metabolismo producen estímulos en las vías anabólicas además de ciertos cambios en la flora intestinal que mejoran la absorción de calorías, y por tanto de ahí viene ese aumento de acumulación de energía.

Si tenemos en cuenta que tanto el aumento de peso como de grasa durante los procesos de gestación son necesarios, los vamos a notar, pero esto no significa que tengamos que pasarnos de ganar peso y provocarnos obesidad por no ponernos ningún tipo de control, ya que puede que después tengamos problemas o incluso complicarnos el embarazo.

Por lo general es buena idea aumentar levemente la cantidad de alimentos consumidos, pero no debemos despistarnos con la calidad, ni pensar que comer más cantidad de alimentos hipercalóricos o ricos en grasas, sino que podemos darnos esos caprichos que de otra forma no nos daríamos pero sin excesos. También tenemos que tener en cuenta que si en fase de gestación almacenamos más energía y nuestro cuerpo extrae las calorías y nutrientes de forma más eficiente, al comer más serán calorías extra que nos estaremos guardando, y eso sería un exceso.

Por tanto, podemos comer un poco más de lo que comemos normalmente, dependiendo también de nuestra rutina y lo que nos movamos durante el día, pero bajo ningún caso debemos comer por dos, ya que podríamos tener complicaciones.

¿Estás embarazada? ¿Qué sueles comer y qué caprichos te das?