Cómo dejar de morderte las uñas

Cómo dejar de morderse las uñas y por qué lo hacemos

Morder las uñas es algo muy común en los niños, puesto que exploran todo con la boca. Pero en adultos es una dolencia común denominada onicofagia. Esto es un problema de salud, por lo que debemos saber por qué nos mordemos las uñas y cómo evitarlo.

¿Por qué los adultos se muerden las uñas?

La onicofagia es un trastorno obsesivo compulsivo provocado por la falta de control de impulsos. Los psicoanalistas creen que se debe a un trauma durante el periodo de lactancia. También se asocia a una falta de comida en la infancia.

Costumbres que pueden dañar tus dientes

Puede ser también un método de autoagresión en personas con altos niveles de ansiedad. Reprimen sus síntomas y en lugar de dejarlos salir, se muerden las uñas.

Esto afecta a un a un 15% de los adultos y a un 45% de niños. Además, la onicofagía puede generar problemas físicos:

  • En dientes y labios:  Los dientes y su esmalte sufren desgastes.
  • En las uñas: Las uñas no crecen como deben y se producen heridas o inflamaciones en el lecho ungueal. Éstas terminan convirtiéndose en padrastros o verrugas.
  • Infecciones: Al mordernos las uñas se hacen heridas en los dedos y éstas pueden infectarse por las bacterias, virus, hongos,... También estos microorganismos pueden llegar a pasar a la boca, dientes y encías.
  • Alteraciones mentales: puede causar el rechazo de otras personas. También se dan casos en los que genera problemas en actividades de grupo.

Cómo dejar de morderse las uñas

Dependiendo de la causa será más o menos difícil, aunque en general, cuando se es adulto es algo complicado conseguirlo. Hay bastantes métodos que te pueden dar efecto pero tendrás que probar para ver cual es el que mejor se adapta a tu estilo de vida.

Cubrir las uñas con tiritas

quitar-tirita-casa

Se deben colocar las tiritas en cada dedo o esparadrapo, tras lavar las uñas con agua caliente y jabón. En ese momento están más blandas y mejor preparadas para el pegado. Debes cambiarlas cada día. Si ves que al llevarlas hace que se estropeen tus uñas, puedes quitártelas por las noches. Pero debes tener cuidado de no morder tus uñas inconscientemente cuando no lleves el esparadrapo puesto.

Proteger las uñas una a una

Este es un método más indicado si eres una persona con mucha determinación y constante cuando tomas decisiones. Cada semana escoges una uña diferente y pasas unos cuantos días sin morderla. Ésta será la uña protegida.

Verás como empieza a verse mucho mejor que las demás. Si tienes necesidad de morder la uña, utiliza una de las que aún no estén protegidas. Esto debes hacerlo poco a poco hasta que consigas dejar de morderte todas. Se trata de que cada semana añadas una más a la lista de uñas protegidas, hasta que lo estén todas.

Mantén ocupadas tus manos y tu boca

Cómo blanquear los dientes en casa comer apio

Debes buscar un hábito que reemplace al de comerte las uñas. Cuando te las quieras morder, haz otra cosa como poner las manos en los bolsillos o entrelazar las manos. Puedes llevar contigo algún objeto que haya que coger con las manos.

Para mantener la boca ocupada puedes utilizar chicle o dulces durante el día. Puedes llevar contigo una botella de agua o pequeños tentempiés saludables para poder masticar.

Utilizar un esmalte especial

Puedes pintarte las uñas con este químico que se pone para que sepan mal. Llévalo contigo en todo momento y aplícatelo varias veces al día. Si te acostumbras al sabor, lo mejor es cambiar a otra solución o comenzar a utilizar esmalte normal.

Este método depende un poco de lo resistente que sea tu sentido del gusto, pero lo ideal es buscar el esmalte que te resulte más desagradable y utilizar ese, ya que hay algunos que casi tienen el efecto contrario.

¿Te muerdes las uñas? ¿Qué métodos has usado tú? Comenta y comparte.