Es estresante sacar mechones enteros del peine

¿Se te cae el pelo? ¡Páralo!

Es estresante sacar mechones enteros del peine
Es estresante sacar mechones enteros del peine

¿Te deprimes cuando encuentras un montón de cabellos en la almohada, en el peine o en el desagüe después de lavarlos? Pues lee este artículo y sabrás todo lo que hay que saber sobre la caída de pelo, que es normal, que no lo es y que lo causa.

El cabello tiene una importancia enorme para las mujeres y éstas no quieren conformarse con su pérdida. ¡Así que hay que intervenir a tiempo! Pueden provocarla varias causas y recuperar su aspecto suele ser difícil. No se puede decir con certeza cuánto tiempo crecen el cabello, pero un pelo sano crece de entre 2 y 6 años y pasa por tres fases de crecimiento. Crece más o menos 1,25 cm al mes. La velocidad y el tiempo son dados genéticamente.

Qué es normal y qué es un problema

Lo normal es que se caigan alrededor de 70 a 100 cabellos al día, ya que se trata del proceso constante de la regeneración de cabellos. Hasta que una raíz capilar se muera, puede producir hasta 12 cabellos. Aunque la caída del pelo es un proceso natural, una caída excesiva no lo es, por supuesto, y se puede tratar de un fenómeno temporal o, en el peor de los casos, permanente.

Éstos son algunos de los problemas que pueden ser factores que ponen en marcha la caída.

Enfermedades hereditarias

El culpable del raleamiento del pelo o de la calvicie (alopecia) puede ser el exceso de hormonas masculinas (testosterona), con las cuales el cuerpo no sabe qué hacer. El desbalance entre las hormonas femininas y masculinas suele tener influencia en las raíces y a la calidad del pelo. Mujeres con este problema suelen sufrir de quistes repetidos en los ovarios, enfermedades hepáticas o glándula tiroides. Entre estas enfermedades genéticas pertenecen también algunos tipos de enfermedades de piel, p.e. psoriasis. La alopecia se manifiesta en varias formas y aspectos, de los cuales algunos se pueden curar y otros son permanentes e incurables.

Solución: Hay que consultar cualquier sospecha de alguna de estas enfermedades con un dermatólogo lo antes posible.

Algunas mujeres llevan peor el estrés
Algunas mujeres llevan peor el estrés

El estrés

El estrés hace daño al cabello pero por suerte, sus efectos son temporales. Sin embargo, no todas las mujeres reaccionan igualmente. A las mujeres, que son muy sensibles y que difícilmente sobrepasan un trauma, se les cae más. El cabello puede empezar a ralear en el transcurso del estado de estrés, pero también meses después de su comienzo, es decir, cuando la psíquica ya está otra vez en orden.

Solución: Si tienes un trabajo complicado o piensas que se te cae el pelo por causa de estrés, contacta con un psicoterapeuta y éste te ayudará a eliminar la causa de tu problema.

Intervención quirúrgica

No busques relación entre la operación, la anestesia y la caída de cabello, porque el motivo será más bien el miedo de la intervención, de los medicamentos, etc. La intervención quirúrgica en sí no tiene influencia en la caída del pelo y en la mayoría de los casos, se trata de una pérdida temporal. Incluso después de la quimioterapia el cabello empieza a crecer semanas o hasta meses más tarde.

Solución: Ayudarán vitaminas, sobre todo del grupo B y oligoelementos en forma natural o de complementos alimenticios.

Medicamentos

Algunos medicamentos pueden contener sustancias químicas que pueden tener una influencia negativa en el crecimiento de los cabellos. Sobre todo son los antidepresivos, medicamentos para hipertiroidismo, algunos tipos de anticonceptivos, medicamentos para diabetes o en el transcurso de quimioterapia y otros.

Solución: Cuéntale tu problema al médico especialista que te prescribe los medicamentos. Es posible que se pueda sustituir por una alternativa más delicada y el pelo no se te caerá más. Puedes tomar vitaminas especiales para fomentar el crecimiento del cabello junto con los medicamentos.

Alimentación poco saludable

Dietas a largo plazo, una alimentación desequilibrada y una pérdida brusca de peso pueden ser los causantes del empeoramiento de la calidad del cabello y de su caída. Eso pasa por insuficiencia de algunos nutrientes importantes en el menú. El perder peso representa una situación de carga para el organismo y suele estar enlazado con el estrés. Normalmente la renovación del estado natural del organismo lleva a la reparación total del estado de cabello.

Solución: Si ya has tenido o tienes problemas con el cabello, no experimentes con dietas y busca la ayuda de un nutricionista.

La caída del cabello puede ser provocada por algunos medicamentos
La caída del cabello puede ser provocada por algunos medicamentos

Desequilibrio hormonal

Entre las complicaciones hormonales más frecuentes pertenece la función reducida o aumentada de la glándula tiroides, la ya mencionada producción excesiva de hormonas masculinas, creación de demasiada insulina u ovarios poliquísticos. Pero no sólo las enfermedades pueden ser las culpables de los cambios hormonales. Las hormonas se “vuelven locas” en la adolescencia, el embarazo, después del parto o en la menopausia.

Solución: Si estás pasando por alguna de estas fases de la vida, visita a tu ginecólogo. En los de más casos, ve a ver a un endocrinólogo y éste te hará pruebas especiales.

Daño mecánico del cabello

El que nosotras mismas le hacemos daño a nuestro cabello no es ninguna sorpresa. Llevar coletas apretadas, moños, arrancar el pelo al peinarlo, plancharlo frecuentemente, secarlo con secador, teñirlo o desteñirlo son unos de los daños más frecuentes que le producimos a nuestro cabello. Usar cosmética capilar no adecuada también puede ser un problema. En este caso se dañan los folículos capilares y esto puede llevar a una caída excesiva.

Solución: Existen muchos preparados que ayudarán a reparar los daños, pero hará falta mucha paciencia.

Protege tu cabello, cuídalo y haz caso de los consejos de los especialistas. Porque todo esto es mejor que tener que ir a comprar una peluca....