La impotencia masculina suele ser un problema frecuente

Los peores enemigos de la fertilidad masculina

Por lo general cuando una pareja intenta lograr concebir un hijo y no lo consigue, la mujer suele buscar las causas primero en sí misma. Pero no siempre es el camino correcto, ya que también los hombres pueden ser la causa de por qué la mujer no se queda embarazada. También ellos absorben los efectos negativos de las influencias externas.Se estima que en el mundo viven hasta 80 millones de personas con problemas con la fertilidad. Las estadísticas mundiales muestran que en los últimos años los que suelen tener más problemas con la fertilidad en la pareja son los hombres y no las mujeres.

La impotencia masculina puede ser congénita, pero lo más frecuente es que se adquiera a lo largo de la vida por la influencia de los factores externos. Aparte de lesiones o diversas enfermedades que puedan influir en la fertilidad, no hay que olvidar la polución del medioambiente, costumbres incorrectas (fumar, alcohol, etc.) o estrés.

Los que más deberían pararse a pensar son los hombres que tienen por costumbre comer mucho beicón y mucha carne roja. Los científicos de Harvard alertan que si intentan dejar embarazada a su pareja y no lo logran por nada del mundo, la culpa puede ser justo de sus alimentos preferidos.

El número de espermatozoides de calidad en el esperma eyaculado de los hombres que consumen beicón, embutidos y carne roja con frecuencia, es mucho más bajo que el de los hombres que reducen el consumo de estos alimentos y comen más sano.

La culpa es de la química y del estilo de vida

Los científicos de la Universidad de Harvard sostienen que tan sólo un par de trozos de beicón, salchichas o unas lonchas de embutido consumidas a diario dañan notablemente la calidad de los espermatozoides. Lo que más perjudicial resulta es que contienen una concentración alta de pesticidas y sustancias químicas, las cuales no sólo son cancerígenas, sino que también influyen negativamente en las hormonas del cuerpo humano y empeoran así la fertilidad.

Los hombres que tienen problemas con la concepción y quieren tener un hijo deberían evitar por completo estos alimentos, por lo menos hasta que dejen embarazada a la pareja. Sería conveniente sustituirlos con pescados más sanos, los cuales al revés influyen positivamente en la calidad de los espermatozoides. También deberían dejar de fumar, evitar el alcohol y empezar a hacer ejercicio.

Por desgracia también la obesidad es un problema frecuente de por qué no hay éxito con la concepción, ya que con ella bajan los niveles de testosterona y con ésta también el libido masculino. Y si un hombre pierde su deseo sexual, todos los esfuerzos suelen ser en vano.

La autora de la investigación, la doctora Myriam Afieche de la Universidad de Harvard afirma que mientras que el consumo de embutidos tiene una influencia negativa en la calidad del esperma, el consumo de pescados resulta muy beneficioso.

Alimentos que pueden mejorar la calidad de los espermatozoides

Espinacas

En esta verdura de hoja verde hay grandes cantidades de ácido fólico, el cual fomenta la creación de los espermatozoides, cuyo número sube justamente gracias al ácido mencionado. Por tanto la posibilidad de concebir un hijo es mucho más probable.

Ajo

Aumenta el riego por sangre del organismo, lo cual por supuesto incluye las partes íntimas y refuerza la formación de los espermatozoides. También contiene selenio y vitamina B6, los cuales les protegen ante los daños y los hacen más resistentes.

Agua

Digamos que un "medicamento" universal. Al hidratar el cuerpo con regularidad con la cantidad recomendada de agua mineral pura se crea un ambiente idóneo suficientemente hidratado para un correcto desarrollo de los espermatozoides.