La dieta alcalina previene el cáncer

¿La dieta alcalina previene el cáncer?

Seguramente hayas oído hablar anteriormente de la dieta alcalina, una dieta muy rica en alimentos frescos como las frutas, las verduras y los vegetales y donde los alimentos ricos en proteínas deben ser de origen vegetal, como los brotes, las legumbres o los frutos secos. Este modelo de alimentación resulta muy beneficioso para nuestra salud y se indica especialmente para prevenir el cáncer, en este artículo te mostraremos por qué.

Las bases de la dieta alcalina

La base más importante de la dieta alcalina se remonta al año 1931, cuando el estudio científico "La causa primaria y la prevención del cáncer" recibe el premio Nobel al postular lo siguiente: cuando un tejido se acidifica, la presencia de oxígeno disminuye y las células cancerígenas encuentran en estas circunstancias un ambiente idóneo para su proliferación.

Veamos de forma más clara qué tiene que ver esto con la dieta alcalina.

Nuestra sangre tiene un pH ligeramente alcalino, entre 7,35 y 7,45 que además no puede variar, ya que traería nefastas consecuencias para el organismo.

Los alimentos ricos en grasas, proteínas animales y azúcares de mala calidad, acidifican nuestro organismo, el cual se ve obligado a recurrir a las reservas minerales para mantener un adecuado pH sanguíneo, no obstante, empezamos a tener tejidos acidificados en nuestro organismo.

Como se mencionaba anteriormente, esta acidificación causa menores niveles de oxígeno en dichos tejidos y propicia la aparición de cáncer, de hecho, en este estudio se demostró que ésta es la causa primaria de dicha enfermedad.

¿En qué consiste la dieta alcalina?

La dieta alcalina se basa simplemente en ingerir de forma mayoritaria alimentos con efecto alcalino, es decir, que nos ayuden a mantener un pH óptimo en todos nuestros tejidos.

verduras de hoja verde

Estos alimentos son los siguientes: verduras de hoja verde, frutas, vegetales, granos enteros, legumbres, brotes, frutos secos, semillas, algas y alimentos fermentados.

Como podrás observar en esta dieta se han eliminado los principales causantes de la acidificación del organismo: las proteínas de origen animal y los azúcares simples.

Para mantener un buen estado de salud se recomienda que los alimentos alcalinos supongan el 60 % de tu dieta, en cambio, para producir un proceso de curación se debe aumentar este porcentaje hasta el 80 %.

La dieta alcalina ayuda a prevenir el cáncer

legumbres

Tomando en cuenta el estudio científico que ganó el premio Nobel determinando que un nivel de acidificación excesivo era la causa del cáncer, y a sabiendas que ciertos alimentos producen este cambio negativo en el pH de los tejidos de nuestro organismo, podemos concluir que la dieta alcalina es muy útil para prevenir el cáncer, no obstante, debes saber cómo realizarla para no sufrir ningún déficit nutricional y siempre debes tener en cuenta tus necesidades individuales.

¿Tienes experiencia con este tipo de dieta? ¿Qué opinas sobre ella? Dinos tu opinión.