Los celiacos tienen que olvidar la harina de trigo

Alergia a gluten o Celiaquía

La celiaquía es una enfermedad crónica proveniente del intestino delgado, el cual muestra hipersensibilidad a la mezcla de proteínas llamada gluten. No se puede curar y su única solución es seguir una dieta estricta sin nada de gluten.

La alergia puede aparecer a cualquier edad y uno de sus primeros síntomas suele ser por ejemplo padecer anemia durante mucho tiempo sin explicación.

La medicina actual ya rompió muchos mitos sobre la celiaquía, p.e. que se trata de una complicación de salud que surge durante la niñez y desaparece en la edad adulta o que la dieta sin gluten puede curar la misma enfermedad. Hoy también sabemos que se trata de una enfermedad bastante común.

Puede aparecer por sí sola o en consecuencia de enfermedades "asociadas", es decir tales que la preceden, o al revés surgen después de su diagnóstico. Se trata de diabetes tipo 1, el cual no tiene relación ni con la edad ni con la obesidad, trastornos de la glándula tiroides, algunos tipos de esterilidad, etc.

Por lo general, el origen de la alergia a gluten ya está presente en nuestras predisposiciones genéticas.

Síntomas de celiaquía

  • debilidad general, pérdida notable de peso
  • anemia y palidez
  • diarreas, flatulencia, dolores de tripa
  • sangrados exagerados
  • sarpullidos y diversos problemas con la piel
  • calambres musculares
  • osteoporosis

Diagnóstico de celiaquía

Para examinar esta alergia se suele extraer sangre para averiguar los resultados, es decir realizar pruebas serológicas. Éstas observan si hay reaccines defensivas no deseadas del sistema inmunológico para determinar si se trata celiaquía y también sirve para saber si el paciente sigue la dieta sin gluten a conciencia.

Tras las pruebas serológicas se realiza una endoscopia y exámenes histológicos que evaluan la muestra tomada de la mucosa del intestino delgado. La dieta sin gluten se sigue también en casos de cuando los médicos no están seguros o los resultados no son muy claros, y se observan las reacciones del organismo y los cambios logrados por llevar la dieta.

¿Qué es la dieta sin gluten?

No es un método de curar la celiaquía sino que es la única solución para reducir o hasta eliminar totalmente sus síntomas. Sin embargo, éstos vuelven a aparecer si no se sigue al pié de la letra el régimen durante toda la vida.

Principios de la dieta sin gluten

  • está totalmente prohibida la harina de trigo, centeno y cebada, incluidos los alimentos que puedan contenerla aunque sea en pequeña cantidad, es decir salsas, embutidos, cerveza, conservas, etc.
  • se puede consumir soja, arroz, maíz, incluida la harina elaborada a partir de ellos
  • la celiaquía suele ser acompañada con intolerancia a la lactosa, por tanto se recomienda limitar los productos lácteos
  • es necesario suministrar al cuerpo vitaminas y minerales que le faltan, p. e. calcio y magnesio
  • si el tratamiento no tiene éxito y no es por culpa de la dieta, se administran corticoides para atenuar la inflamación y regenerar lo antes posible la mucosa del intestino

¿Cómo viven las personas con celiaquía?

Los reportajes y debates sobre este tema demuestran que la vida de los celiacos no es nada fácil. Tienen que evitar cualquier tipo de pan corriente, pasta, galletas y otros alimentos que forman la base de una alimentación normal. Sólo pueden consumir productos especiales sin gluten y los precios de éstos se disparan bastante, lo cual puede subir notablemente el presupuesto familiar. Tampoco se pueden comprar comidas elaboradas o productos semifabricados y hay que leer muy bien la composición en la etiquetas. También hay que tener mucho cuidado al visitar los restaurantes y preguntar a conciencia qué comidas son aptas para celiacos, lo cual no siempre tiene que ser demasiado agradable.

Existen diversos clubs y asociaciones de celiacos, donde se comparten experiencias con esta enfermedad y se aconseja cómo vivir con ella.