Los ojos rojos pueden señalar varias enfermedades

Tener los ojos rojos no es sano, pueden señalar diversas enfermedades

Un picor desagradable, una sensación cortante o de tener algo "ajeno" en el ojo. A todos nos ha pasado. Por lo general los ojos con estas molestias suelen estar rojos y esto pasa siempre y cuando en los ojos pase algo que no es natural. Puede haber un montón de causas.

El color sano del ojo es el blanco, pero si ocurre algo malo se vuelve rojo. La razón es simple, la red de los capilares de la conjuntiva se llena de sangre por culpa de la irritación. Normalmente "los ojos rojos" están acompañados con otros síntomas y pueden señalar muchos problemas y enfermedades.

Entre las más comunes pertenecen el síndrome del ojo seco, inflamaciones bacterianas, víricas o alérgicas de las conjuntiva (conjuntivitis), inflamación de los párpados u orzuelos. Sin embargo, un diagnóstico correcto puede ser realizado sólo por un oftalmólogo.

El ojo seco

La esencia del "ojo seco" está en la falta de alguna de las partes de la película lagrimal o trastornos de los párpados. Las lágrimas normales tienen tres componentes - agua, mucosa y aceite, los cuales proporcionan en su conjunto una cantidad correcta de humedad al ojo.

Los pacientes con el déficit del componente de agua se quejan de tener sensación de un objeto ajeno en el ojo, picor y fotofobia. Los pacientes con falta del componente lípido tienen problemas con picores, secreción espumosa en los rabillos de los ojos y paradójicamente también con el lagrimeo. Y en los pacientes con el déficit del componente de mucosa se puede observar la destrucción de las células caliciformes, picor y fotofobia.

La causa del síndrome de ojo seco suele ser sobre todo el estilo de vida moderno y los médicos cada vez más emplean el término de "el síndrome del ojo de oficina", cuando las complicaciones se desarrollan en relación con una frecuencia insuficiente de parpadeo al trabajar durante largos períodos de tiempo delante del ordenador y observar concentradamente la pantalla, y todo esto encima en el área de oficinas con luz artificial.

Las células de la córnea que no son humidificadas lo suficiente se secan y empiezan a morir, con lo que aparecen defectos celulares y síntomas subjetivamente descritos.

Otro factor que influye en la aparición del ojo seco es fumar y no beber bastante líquidos. Los individuos más perjudicados están también entre los alérgicos, entre personas que utilizan algunos tipo de medicamentos durante largos períodos de tiempo, también gente que usa lentillas o personas que pasaron por operaciones quirúrgicas del ojo.

Muy pocas veces se trata de un estado realmente grave, por los general se puede curar fácilmente.

Lágrimas artificiales

La base del tratamiento es la higiene de los párpados, masaje de sus bordes y sustitución de la cantidad insuficiente o calidad de lágrimas por "lágrimas artificiales". Su efecto está basado en la humidificación de la superficie del ojo. En la actualidad se puede comprar un montón de productos específicos para los ojos en las farmacias, la mayoría de ellos es asequible y se vende sin receta médica. Se pueden adquirir en forma de gotas, gel o pomada. Se diferencian también por su composición o suplemento de otra sustancia eficaz.

Algunos productos se pueden aplicar a través de las lentillas puestas, lo cual supone una gran ventaja para sus portadores, otros se recomiendan usar en el momento de no tener la lentilla puesta. Así que si llevas lentillas, infórmate bien sobre el uso correcto del medicamento antes de empezar el tratamiento.

Conjuntivitis

Entre las enfermedades muy frecuentes de los ojos pertenecen las inflamaciones de las conjuntivas. Se diferencian por su origen, es decir, lo que causa la inflamación. Las más comunes son las inflamaciones causadas por virus. Su síntoma típico es la sensación de tener arena en los ojos, más tarde también una secreción transparente. La conjuntivitis vírica es contagiosa, a veces hasta altamente contagiosa.

Sobre todo en los niños pequeños en las guarderías o primarias es la trasmisión de la infección muy fácil, y es que los niños tocan sus ojos con frecuencia y luego tocan un juguete o abrazan a otro niño. Por eso es muy importante mantener una higiene elevada. Este tipo de inflamaciones se trata localmente con antivirales en gotas o pomadas.

La conjuntivitis puede tener también un origen bacteriano. Aquí aparte del dolor aparece una secreción espesa y séptica. Se trata con antibióticos locales e forma de pomada o gotas, a veces se prescribe un tratamiento general, es decir antibióticos en cápsulas.

La conjuntiva es un sitio donde se encuentran a menudo los alérgenos con nuestro sistema inmunológico. Y si es nuestro organismo hipersensible a algunos de ellos, se crea una reacción alérgica. Esa se puede calmar con antihistamínicos y en el estado agudo se prescriben corticosteroides.

En la fase aguda no se recomienda el uso de lentes de contacto y repetimos, un diagnóstico correcto lo establece un oftalmólogo cualificado.

Inflamación de los párpados

Ni los párpados se libran de las enfermedades y la más frecuente suele ser el orzuelo. Empieza con dolor, endurecimiento (a veces del párpado entero) y enrojecimiento de la piel que en el transcurso de pocos días puede cambiar en una mini úlcera séptica.

Si no se perfora por sí solo, hay que acudir al oftalmólogo que eliminará quirúrgicamente el contenido séptico del orzuelo y recomendará la aplicación de una pomada o gotas antibióticas para terminar la curación.

También la inflamación crónica de los párpados y sus bordes es una complicación común provocada por streptócocos, stafilococos o pseudomonas. Entre las pestañas puede aparecer secreción, ulceritas o escamillas con el entorno enrojecido y endurecido. Este tipo de inflamación no es doloroso, los pacientes se quejan más bien de la incomodidad por el picor. En este caso es muy importante la higiene de los párpados. Se trata con pomada antibiótica, a veces en combinación con corticosteroides.