Remedios caseros para el acné

Remedios caseros para el acné

El acné es una afección de la piel caracterizada por la aparición de imperfecciones (espinillas, puntos negros, barbos...) que se deben a una alteración en la emulsión de la piel, donde el sebo acaba resultando excesivo y causa las manifestaciones típicas de la piel acneica.

Si bien este trastorno se manifiesta en la piel su origen es sistémico, ya que es causado por factores que afectan a todo nuestro organismo, como el acné juvenil que se vincula a los niveles de hormonas sexuales o el que se produce en personas adultas, que suele aparecer en mujeres con desequilibrios hormonales o bien que puede estar vinculado a una mala alimentación y una acumulación excesiva de toxinas.

En cualquier caso disponemos de múltiples remedios caseros para el acné y en este artículo te mostramos cuáles son los más efectivos.

Los mejores remedios caseros para el acné

A continuación te mostramos cómo tratar el acné de forma sencilla y desde la comodidad de tu hogar gracias a múltiples recursos naturales que resultan muy efectivos, veamos cuáles son:

Infusión de cola de caballo

infusión de cola de caballo

Esta infusión la podemos preparar empleando un saquito ya preparado en una taza de agua o bien utilizando un puñado de la planta seca que herviremos en un litro de agua durante 30 minutos. La tomaremos vía oral ya que la cola de caballo es una planta altamente depurativa que gracias a su alto contenido en potasio estimula la eliminación renal de líquidos y permite eliminar más toxinas a través de la orina. Gracias a esta acción depuramos nuestro organismo y evitamos que estas toxinas causen imperfecciones en la piel.

Aceite esencial de árbol de té

aceite arbol de te

El aceite esencial de árbol de té posee actividad antibacteriana, antiviral y antifúngica, por lo tanto resulta uno de los antisépticos naturales más potentes y combate las causas infecciosas del acné.  Lo aplicaremos con un algodón directamente sobre las zonas afectadas, repitiendo esta aplicación 2 veces al día.

Cataplasma de caléndula

celendula

La caléndula es una planta medicinal con propiedades antibióticas, por lo tanto, combate las causas infecciosas del acné, pero además, destaca por sus propiedades calmantes y cicatrizantes, lo que nos ayuda a eliminar marcas y a calmar la inflamación en las áreas afectadas.  La aplicaremos en forma de cataplasma, para ello machacaremos sus hojas hasta crear una pasta y extenderemos esta pasta entre dos gasas de algodón que posteriormente aplicaremos sobre la zona afectada.

Mascarilla de pepino

mascarilla pepino

Para preparar esta mascarilla pelaremos el pepino, lo cortaremos en rodajas finas y lo trituraremos hasta formar una pasta que aplicaremos sobre el rostro y dejaremos actuar aproximadamente durante 20 minutos. El pepino disminuye la apertura de los poros, reduciendo así la producción de grasa y combatiendo las imperfecciones. Además, ayudará a mantener la piel hidratada.

Mascarilla de avena

mascarilla avena

La avena no sólo es una planta muy depurativa cuando se toma en infusión por vía oral, sino que aplicada tópicamente es un remedio excepcional para absorber el exceso de grasa típico de la piel acneica. Para realizar esta mascarilla mezclaremos a partes iguales harina de avena y miel con una yema de huevo, aplicaremos sobre el rostro durante 45 minutos y posteriormente aclararemos con agua fría.

¿Conocías estos remedios caseros para el acné? Te recomendamos que no dejes de emplearlos ya que este tipo de recursos actúan de forma muy efectiva, pero lo que es más importante aún, de forma completamente respetuosa con tu organismo.

Para maximizar el efecto beneficioso de estos remedios es importante que sigas una alimentación saludable, equilibrada y muy rica en verduras, frutas y hortalizas.