Como comer en navidad si tenemos diabetes

Trucos para mantener la diabetes a raya estas navidades sin dejar de comer

Las navidades son una época de pasar en familia, juntarse y disfrutar de su compañía. Y como no las reuniones familiares siempre se celebran alrededor de una mesa llena de deliciosos manjares a los que no es fácil resistirse. Si una persona sana se pasa un día festivo y come de más, no le ocurrirá nada, sin embargo, para un diabético representa un gran riesgo. ¿Cómo disfrutar de la Navidad sin temer a las consecuencias por lo que comemos?

Las encuestas muestran que la mayoría de la población entra en el año nuevo con entre 2 y 4 kilos de más. Esto se debe a la comida abundante, menús poco equilibrados, menos movimiento y mayor consumo de alcohol y bebidas dulces. Si una persona que goza de salud, ocasionalmente come más de lo que debería, su peso no se verá afectado.

En cambio, muchos médicos alertan que comer en exceso, aunque sea por una vez en navidades, puede ser peligroso para personas que padecen diabetes, gota, tensión arterial alta o complicaciones con la vesícula biliar.

La ingesta de energía excesiva o consumo de alcohol en caso de diabéticos empeoran su estado de salud, existe el riesgo de perder el conocimiento y las probabilidades de sufrir derrame cerebral o infarto de miocardio suben como la espuma.

Riesgo para los diabéticos

Los diabéticos no se pueden permitir el lujo de comer demasiado ya que pueden descompensar totalmente su nivel de azúcar en sangre y tener problemas. Otro riesgo es por ejemplo la combinación de metformina (fármaco empleado en el tratamiento y prevención de diabetes mellitus 2) y alcohol, la cual puede causar trastornos internos en el organismo.

Otro peligro para pacientes que sufren diabetes tipo 1 y tienen que pincharse insulina es la hipoglucemia, ya que se puede producir un shock insulínico que implica un bajón anormal de azúcar en sangre que puede causar la pérdida de conocimiento y otras complicaciones graves.

El riesgo se puede reducir con medicación adecuada, sin embargo los pacientes no deben confiar en que podrán tener la enfermedad bajo control tan sólo tomando medicamento modernos. La vida de un diabético no es fácil, necesitan hacer un cambio radical en su estilo de vida para que la lucha sea efectiva. Las normas básicas que deben seguir son alimentarse de manera saludable, no comer en exceso, evitar el alcohol y hacer un ejercicio adecuado regularmente.

Trucos navideños para diabéticos

¿Cómo alimentarse en fiestas sin riesgo y al mismo tiempo disfrutar?

1. No dejes que la comida te haga daño

  • No abuses de la comida, disfruta de tu porción y no tengas prisa, no tienes que ganar ninguna competición. No por comer más disfrutarás más de la comida.
  • No dejes todas las delicias preparadas siempre a la vista, cuanto más esfuerzo tengas que hacer para obtener las golosinas (por ejemplo guardadas en un estante donde no llegas), menos pecarás.
  • Cuidado con las visitas, no tienes que comerte todo lo que te ofrezcan. Aprende a rechazar con estilo.

2. Ojo con las grasas

  • En lugar de mantequilla para elaborar cremas escoge quesos tipo philadelphia (requesón, quark, etc.), aprovecha gelatina para conseguir consistencia y da preferencia a las grasas vegetales.
  • Retira un tercio de grasa de las recetas y sustitúyela por leche o yogur.
  • No engrases los moldes, usa papel de hornear.
  • No compres glaseados caros e insanos, prepara los tuyos caseros utilizando chocolate de verdad con alto contenido de cacao. Los comprados suelen contener gran cantidad de ácidos grasos saturados y sería una pena devaluar así nuestros dulces.
  • Para freír usa mejor el aceite de oliva suave antes que el de girasol. Aunque este último sea más económico, no es térmicamente estable y se quema más deprisa.

3. Hidratos de carbono/azúcares

  • Sustituye toda o parte de la harina blanca por harina integral, ya que contiene el doble de fibra y gran cantidad de minerales (zinc, hierro, calcio) y vitaminas (B1, B2).
  • Intenta usar menos azúcar en las recetas dulces, puedes equilibrarlo con fruta o al menos aprovechar un edulcorante sin calorías y enseguida obtendrás un dulce más ligero. Es por ejemplo el caso de sucralosa, cuyo sabor se parece al del azúcar y encima es termoestable, por lo que se puede usar en recetas que requieran horneado. Otra alternativa cada vez más popular es el uso del edulcorante natural estevia.
  • Para no comer tantos dulces pon fruta cortada en tu mesa.
  • Evita el alcohol duro y en su lugar tómate una copa de un buen vino o cerveza.
  • Párate a pensar antes de preparar cantidades inmensas de dulces, haz sólo tus especialidades favoritas y poca cantidad, ya que después de las fiestas ya estarás cansado/a de tanto comer y te irás terminando las sobras sólo porque te dará pena tirarlas.
  • Haz porciones más pequeñas, un dulce de un bocado no te empachará tanto.

4. Aligera pero no pases hambre

  • Come con regularidad 5 veces al día. Para poder seguir esta recomendación incorpora pequeñas meriendas ligeras como fruta o yogur.
  • No te olvides de tomar suficiente proteínas, ya que ayudan a lograr la sensación de saciedad y bajan el índice glucémico de los alimentos. Así prevendrás el desequilibrio del azúcar en sangre y las ganas irrefrenables de comer dulce.
  • No descuides la ingesta diaria de líquidos, lo recomendable es beberse al menos 7 vasos de agua o infusiones naturales al día.
  • Ocupa tus manos, ya que si nos estamos quietos viendo la tele tendemos a picar algo. Así que coge las agujas y teje o haz cualquier otra cosa que no sea comer. Y si aun así te pica el gusanillo, picotea verdura fresca, no te hará daño y tampoco sufrirás hambre.
  • Para hacer alternativas más ligeras de ensaladillas o salsas sustituye parte de la mayonesa por yogur blanco.

5. No te olvides del movimiento

  • Un ejercicio, por moderado que sea,  mejora tu humor, ayuda a mantener tu azúcar en niveles óptimos y contribuye a tu metabolismo.
  • En vez pasarte la tarde viendo la tele, sal a pasear con tu familia. Lo pasarás en grande y encima harás algo para tu salud.
  • Haz que el ejercicio te guste y combínalo con actividades os diviertan hacer en familia.
  • Si sabes que comes demasiado, compénsalo con más movimiento.

6. No pierdas el control

  • Mídete el azúcar con regularidad.
  • Anota los niveles y si no están en orden, consulta con tu médico.
  • También deberías estar pendiente de tu tensión arterial y cuidar el consumo de sal.

Un diabético no debería "olvidarse" de su enfermedad ni en navidades sino ajustar el menú a sus necesidades, ya que unos días de exageración no valen la pena como para luego sufrir complicaciones de salud graves y tener que lidiar con ellas.

¿Padeces diabetes? ¿Qué tipo de dieta y trucos sigues en tu día a día?