Los huevos aportan muchos nutrientes

¿Son los huevos buenos para la salud?

Pocos alimentos han causado tantas discuciones entre los nutricionistas como el huevo. ¿Son nuestros huevos revueltos o tortillas francesas sanas o hay que empezar a contar cuántas yemas consumimos a la semana y reducirlas?

Los argumentos contra los huevos se basan en el hecho de que éstos son ricos en grasas y colesterol, y por eso muchos asesores dietéticos recomiendan un truco fácil. Se trata de deshacerse de la "peligrosa" yema y sin miedo incluir la clara en nuestro menú.

¿Pero realmente es el procedimiento correcto? Hablemos un poco sobre los mitos más conocidos sobre los huevos y averiguaremos que el consumo de huevos es completamente sano.

¿Engordan o adelgazan los huevos?

A veces se recomienda no consumir huevos en las dietas reductivas por su alto contenido de grasas, pero en realidad es uno de los mejores alimentos para adelgazar.

Al comernos un huevo sabemos que hemos ingerido 70 calorías y una buena proporción de nutrientes, es decir 6 gramos de proteínas y 5 gramos de grasas. Esta proporción aumenta las hormonas de la saciedad, las cuales le indican al cerebro que el cuerpo ya está saciado. Las proteínas contenidas en el huevo también causan la segregación de la hormona glucagón, el cual ayuda a absorber los carbohidratos y grasas presentes en el organismo.

¿Comer huevos aumenta nuestro colesterol?

Reducir el nivel de colesterol en sangre es una de las metas principales de las organizaciones de la salud de todo el mundo. El motivo es el crecimiento epidemiológico de las enfermedades cardiovasculares. Éstas son por lo general causadas por el depósito de capas de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos. Así que la idea para reducir el colesterol  consumiéndolo en cantidades pequeñas tiene su lógica. Y un huevo tiene bastante colesterol, hasta 200 mg la porción.

¡Pero espera! El colesterol que ingerimos a través de la alimentación no tiene demasiada influencia en los elevados niveles de colesterol en el cuerpo. En realidad, sólo el 30 % de las personas puede registrar su aumento tras consumir una dieta alta en colesterol.

Una investigación con 100 000 personas mostró, que el consumo diario de huevos no eleva el riesgo de enfermedades de corazón, sino al revés, otro estudio señaló que el consumo de tres huevos diarios acompañado con bajo consumo de carbohidratos mejoran los niveles de HDL, es decir del colesterol "bueno".

La yema, fuente de vitaminas

La clara contiene gran cantidad de proteínas pero las demás sustancias nutricionales se encuentran en la yema, por tanto se trata de la parte más valiosa del huevo.

¿Qué contiene la yema del huevo?

  • 240 mg de leucina, uno de los aminoácidos imprescindibles
  • colina, una de las vitaminas del complejo B, importante para el cerebro
  • riboflavina para la salud de los ojos y de la piel
  • vitamina B12 para la formación de sangre y función de ADN
  • vitaminas solubles en grasas A, D, E, K y otras

Para aprovechar al máximo los nutrientes que ofrece el huevo, no separemos las claras de las yemas y consumamos los huevos enteros sin miedo.

Y tú ¿cómo prefieres los huevos?