como curar unero una encarnada

Como curar los uñeros, prevenirlos y aliviar el dolor con remedios naturales

Los uñeros o uñas encarnadas son simplemente una dolencia en la que la uña crece en sus lados incrustándose en la carne siendo muy doloroso, esto puede venir provocado por multitud de cosas, pero vamos a ver cómo podemos solucionarlo con varios remedios caseros y baratos.

Las uñas a pesar de lo que muchas personas pueden pensar no sirven únicamente como adorno en nuestros dedos para que podamos pintárnoslas y que queden más bonitas, sino que también son unas herramientas muy útiles que a lo largo del día podemos utilizar para multitud de cosas y es en estos momentos que padecemos de alguna dolencia o no las tenemos cuando nos damos cuenta. Por eso hablaremos también de algunas formas de prevenir este tipo de males.

Como curar los uñeros con remedios caseros de forma definitiva

La mayoría de estos remedios seguramente os pueden sonar o si habláis con vuestras abuelas posiblemente os digan “ya lo sabía”, por lo que has de saber que son remedios caseros, que funcionan, algunos muy antiguos y fáciles de hacer pero que requieren constancia al igual que para las demás dolencias.

  1. Limón
    Este posiblemente sea uno de los remedios más sencillos. Simplemente tendremos que partir un limón por la mitad, echarle un poco de sal por encima y meter el dedo unos 25 minutos. Si lo repetimos a diario veremos que la uña encarnada desaparecerá. Puede escocer un poco pero es un remedio efectivo que realmente acabará con nuestra dolencia.
  2. Infusión de tomillo
    En este caso vamos a coger una cucharada de tomillo y la echaremos en una olla con una taza de agua. Lo dejaremos hervir durante unos 5 minutos  y luego dejaremos que se enfríe un poco. Cuando esté bastante frío, sumergiremos el dedo en el que tengamos el uñero en esta infusión durante 5 minutos. Este proceso es algo tedioso pues debemos repetirlo cada hora durante al menos 5 horas.
  3. Claras de huevo
    Otro de los fáciles es batir una clara de huevo y aplicarla sobre la zona afectada. Esto hay que hacerlo a diario incluso varias veces si nuestro caso es grave.
  4. Pasta de pan, leche y yema
    En este caso cogeremos un cuarto de taza de leche caliente y lo mezclaremos con una yema de huevo y migas de pan hasta que tengamos una pasta. Esto lo aplicaremos sobre la zona afectada a poder ser tibio. Nos lo aplicaremos durante 2 horas cambiando la pasta cada media hora y lo repetiremos un par de veces al día si fuera necesario.
  5. Cebolla
    Podemos hacer una cataplasma con cebolla cociéndola y luego haciendo una pasta que aplicaremos durante un par de horas mientras está tibia. Cuidado de no quemarnos, si está demasiado caliente esperaremos un poco a que podamos aplicarla. Repetir también a diario.
    Otro remedio con cebolla es licuarla y rebajarla un poco con agua (todo en crudo). Luego nos daremos con el zumo de la cebolla en las uñas afectadas una vez cada hora a modo de esmalte.
  6. Zanahoria
    Esta verdura tiene muchas propiedades y nos puede ayudar con los uñeros. Para usarla tendremos que lavar y pelar una zanahoria. La rallaremos y  machacaremos hasta hacer una pasta y nos la pondremos sobre la zona afectada por la mañana y por la noche durante 15 minutos en cada aplicación. Además de ayudarnos con los uñeros será muy buena para la piel de alrededor.
  7. Agua de mar
    Remojar durante media hora los pies en agua de mar (o en su defecto agua salada) nos ayudará a curar la zona afectada y hará que desaparezca el uñero. Hay que repetirlo cada día hasta que desaparezca.
  8. Ajo
    También es sabido por nuestras abuelas que si partimos un ajo y lo colocamos sobre la uña encarnada durante la noche nos ayudará a curarla. Esto podemos hacerlo sujetándolo con una venda y repitiéndolo a diario.
  9. Aceite de extracto de té
    El aceite de extracto de té tiene ciertas propiedades que ayudan contra las infecciones y otro tipo de dolencias. Además es bien sabido que tiene propiedades curativas para los uñeros. Para utilizarlo nos pondremos a modo de esmalte una pequeña cantidad en la zona afectada todos los días hasta que desaparezca.

Estos son los remedios caseros más efectivos para eliminar, los uñeros una vez que ya los tenemos, pero como es una cosa que nos puede pasar en cualquier momento por ciertos hábitos, vamos a ver cómo evitar la aparición de uñeros.

Como prevenir los uñeros o uñas encarnadas

En lugar de cortarnos las uñas hasta el borde y ahondar en la piel en los extremos, lo mejor es cortarla a una altura que no nos moleste para que no se termine clavando en la piel cuando crezca.

Evitar zapatos muy cerrados y apretados, así como los que no permitan transpiración de nuestros pies. El tacón también tendremos que elegirlo de forma que no nos apriete ni deforme los dedos.

Cuando estemos eliminando pieles muertas, debemos tener cuidado de no quitar demasiada ni de hacernos ninguna herida en esas zonas, pues puede empezar por ahí. Para esto podemos darnos un poco de vaselina cada noche y darnos un masaje para que esas pieles se desprendan por sí mismas.

Por último deberíamos pensar en dejar a un lado las tijeras si nos cortamos las uñas muy a menudo. Lo ideal es coger una lima y en lugar de cortar los bordes de las uñas limarlos, ya que de esta forma evitaremos llegar a una parte profunda de la piel. Un consejo para limar las uñas correctamente es hacerlo de arriba hacia abajo ya que transversalmente podemos provocarnos problemas.

Como aliviar el dolor de los uñeros

Si aun con los consejos de prevención y los remedios no lo hemos podido coger a tiempo, os dejo aquí una serie de consejos que os ayudarán a aliviar ese dolor intenso que se produce cuando tenemos las uñas encarnadas. Si lo has sufrido, sabrás que puede ser incluso imposible andar con ello.

Algodón

Si cogemos un poquito de algodón y lo colocamos debajo de la uña de forma que nos haga de almohada sobre la carne, podremos aliviar en parte el dolor. Tenemos que tener cuidado con la cantidad ya que eso depende de cada uno, así que es mejor empezar con muy poquito e ir viéndolo. Deberemos también cambiarlo cada día para que esté limpio.

A remojo

Si ponemos los pies a remojo durante diez minutos en agua caliente, veremos que al ablandarse la uña deja de doler de esa forma tan intensa o en algunos casos incluso por completo. De paso podemos salar el agua y utilizarla como remedio.

Publicado en Sin categoríapor Equipo CV el