Remedios caseros para curar la fiebre

Remedios naturales contra la fiebre

¿Sabías que la fiebre puede tratarse de forma natural? Los remedios naturales contra la fiebre que te presentamos son una excelente alternativa al tratamiento tradicional con fármacos antiinflamatorios y antipiréticos.

¿Qué es la fiebre?

La fiebre puede definirse como un mecanismo de defensa propio del cuerpo. Este a través del aumento de la temperatura tiene como objetivo hacer frente a un agente patógeno, generalmente un virus o una bacteria.

La temperatura normal oscila entre los 36ºC y 37ºC, cuando la temperatura aumenta pero se encuentra entre 37ºC y 38ºC se considera un estado de febrícula y cuando aumenta por encima de los 38ºC se considera fiebre.

Debes saber que la fiebre no presenta ningún peligro para el organismo hasta que no se alcancen los 39ºC. Una vez llega a esta temperatura o la supera, las proteínas propias del cuerpo se desnaturalizan (pierden su estructura).

Remedios naturales para la fiebre

La fiebre puede reducirse con el uso de distintas plantas medicinales, que además de disminuir de forma natural la temperatura corporal, ayudarán también a tratar los síntomas que acompañan al estado febril.

Infusión de ulmaria

filipendula ulmaria

Se debe realizar una infusión con 2 cucharaditas de flores de ulmaria. Sin llegar a hervir para así no destruir sus principios activos, podrá tomarse 2 veces al día.

La ulmaria contiene salicina, un principio activo que permite reducir la temperatura del cuerpo, con el que se sintetiza la aspirina. Es una planta muy útil cuando la fiebre aparece como consecuencia de un resfriado o gripe.

Infusión de pensamiento

pensamiento viola tricolor

Esta conocida flor posee propiedades medicinales que la hacen útil para bajar la fiebre y además para reducir el dolor gracias a su función analgésica.

Se deberá realizar una infusión con una cucharadita de flores por cada taza de agua y puede tomarse hasta 3 veces al día.

Compresa fría con aceite esencial de eucalipto

aceite esencial eucalipto

En este caso se mojará un paño con agua tibia, se le aplicarán 5 gotas de aceite esencial de eucalipto y se colocará sobre la frente. Es importante que el agua no esté muy fría para no provocar un cambio brusco de temperatura.

El aceite esencial de eucalipto es útil para bajar la fiebre y además facilita la expectoración, pero no debe emplearse en niños menores de 6 años ni en personas que sufran o hayan sufrido una crisis asmática.

Infusión de menta

infusión de menta

La infusión de menta se prepara con un ramillete de menta fresca por cada medio litro de agua y podrás tomar de 2 a 3 infusiones diarias.

La menta disminuye la temperatura por evaporación del calor corporal, ya que es sudorífica.

¿Has tenido ya algún síntoma de fiebre? ¿Qué remedio casero te ha ido mejor? Comenta y comparte

Publicado en Sin categoríapor mashomeopatia el