Remedios caseros para tener un pelo suave y sedoso

Mascarillas caseras para tener un pelo más suave y sedoso

Si como yo eres de las que tiene el pelo largo y liso, seguramente preferirías poder cuidártelo en casa en lugar de tener que estar yendo siempre a la peluquería. Esto es bastante fácil si usas estas mascarillas caseras para tener un cabello suave.

Como viene siendo habitual te voy a enseñar algunos trucos de belleza que puedes hacer tú misma en tu casa sin tener que depender más que de productos que son fáciles de conseguir. En este caso nos vamos a centrar en la salud del pelo liso consiguiendo una suavidad y una sedosidad que es difícil tener si no lo cuidamos adecuadamente.

Nos vamos a centrar en el mundo de las mascarillas naturales para el pelo, y debes saber que la frecuencia de la aplicación dependerá de una a otra, ya que no todas son igual de agresivas con nuestro cabello.

Remedios caseros para tener un cabello suave y sedoso

Como te comentaba, será muy fácil que consigas todos los ingredientes, y en la mayoría de los casos ni siquiera te vas a tener que mover de casa, por que o bien los tengas o los puedas hacer con recetas simples como el primero que te presento a continuación.

Mahonesa

Este remedio es para pelo graso y en caso de que no tengas, puedes coger un huevo y un vaso de aceite y batirlo hasta que te quede una mayonesa lo bastante emulsionada para poder aplicarla. Te hará falta también un limón y la preparación es sencilla, coges dos cucharadas buenas de mayonesa y las mezclas con el zumo de medio limón. Una vez esté bien ligado lo puedes ir aplicando en el pelo con una brocha o a mano y dejarlo actuar unos 15 minutos antes de lavarte la cabeza.

Aloe vera y huevo

aloe vera

Lo primero será separar la yema de la clara, ya que esta última no nos hace falta. Ahora simplemente pon la yema, y la parte de dentro de un ahoja de aloe vera (la penca) una vez pelada y bátelo para que se mezcle. Una vez tengas la pasta aplícatelo en el pelo evitando que toque el cuero cabelludo.

Es más bien para la parte posterior del pelo que para la de la cabeza. Una vez la hayas tenido de 10 a 20 minutos puedes limpiarte la cabeza.

Zumo de naranja

Aunque parezca mentira si coges una naranja y mezclas el zumo de esta con el de medio limón te lo puedes aplicar en el pelo y cuero cabelludo, dejarla actuar 15 minutos y luego lavarlo para conseguir un pelo suave. esto es por que la naranja te ayudará a conseguir ese PH que necesita el pelo.

Aceite de aguacate y oliva

Este puede que tengas que buscarlo en cualquier tienda de alimentación un tanto especializada. Una vez lo tengas, puedes hacer la mezcla en un vaso al 50% de aceite de aguacate y de oliva y mezclarlo con una cuchara. Te lo aplicas en todo el pelo y ponte un gorro de plástico como los de la piscina, o en su defecto una bolsa que tape todo el cabello. Pasados 30 minutos te lo aclaras con agua templada y  quita lo que quede con agua más fría, verás que efecto.

Vinagre de manzana

vinagre-manzana

Trata de evitar el contacto del vinagre con el cuero cabelludo, aplícalo y déjalo actuar durante tres cuartos de hora, una vez pasado el tiempo enjuágate la cabeza con agua no muy caliente y peinate. Trata de no repetir muy a menudo este remedio ya que el vinagre es un poco agresivo con el pelo a pesar de dejarlo con un tacto y aspecto suave y sedoso.

Aceite de coco

Al igual que con la mezcla de oliva y aguacate, debes aplicar y dejar actuar el aceite de coco, con la diferencia de que este lo dejas toda la noche. Cuando te levantes o bien te puedes duchar directamente y así te enjuagas, o simplemente lavarte la cabeza con agua tibia.

Yogurt

yogurt

Este tiene trampa, ya que lo más conveniente es añadir un poco de crema de peinado al yogurt y mezclarlo bien. Una vez esté cremoso aplícatelo en el pelo y déjalo tapado con una bolsa unas 4 horas. Cuando te laves la cabeza verás como queda.

Aceite de jojoba y cártamo

El aceite de cártamo no es imprescindible para la mascarilla, puedes hacerlo solo con aceite de jojoba, pero le dará mucho mejor efecto si usas los dos. Los debes mezclar también al 50% y aplicarlo en el pelo para que se quede cubierto. Lo dejas toda la noche tapado y por la mañana al lavarlo no debes usar secador ya que puedes anular el efecto.

¿Cada cuanto usar estas mascarillas para el pelo?

Menos el del vinagre de manzana, que yo te recomendaría que como mucho lo hagas una vez a la semana, puedes ponértelas sin problema un par de veces por semana. Lo que sí puedes hacer es ir intercalándolos y quedarte con los que consigas el efecto que más te gusta, para que así el pelo tampoco se te acostumbre a unos productos en concreto.

¿Te das alguna de estas mascarillas? Deja un comentario con tus mascarillas y comparte en facebook.

Publicado en Sin categoríapor Equipo CV el