dolor-rodilla-cambio-tiempo-articulaciones

¿Pueden tus lesiones predecir el clima?

Seguro que más de una vez has escuchado eso de “va a llover que me duele la espalda”. Normalmente lo dicen las personas que han sufrido algún tipo de trauma en articulaciones y huesos pero ¿Las lesiones pueden predecir el clima?

Realmente es de lo más habitual terminar echándole la culpa de nuestros dolores al cambio de tiempo o temperatura. “Es cosa de abuelas” se suele decir, pero realmente esta idea viene de mucho más atras, ya que se remonta a la edad antigua.

¿Me duelen las rodillas porque cambia el tiempo?

Los últimos estudios que se han realizado sobre el tema nos dejan una respuesta que no gustaría a nuestras abuelas. Se ha llegado a la conclusión de que entre el clima y nuestras molestias y dolores no existe relación alguna.

dolor mano trabajar

Según el estudio del Instituto Georde sobre Salud Global, ha demostrado que la predisposición a padecer estos dolores por culpa del clima termina por hacernos más conscientes cuando creemos que nos tiene que doler.

Esto se basa en estudios a la larga, cuando el dolor se ha mantenido a unos niveles similares independientemente de los cambios de tiempo. Según el profesor Chris Maher esto se debe a una asociación entre el punto de vista subjetivo y la situación climática. Unido a que las personas son muy sugestionables por lo general, hace que nos podamos fijar más en los dolores según la sensación climática.

No han sido unas pruebas a la ligera, pues más de 1300 sujetos fueron controlados de manera contínua. Se cotejaron los datos sobre el dolor que presentaban con la situación meteorológica en diferentes semanas, comparándola y llegando a la conclusión de que no existe relación.

Estos datos meteorológicos fueron cedidos por la Oficina de Meteorología, por lo que la precisión de los mismos era la mayor posible.

Lo que sí que se dedujo en el estudio por ejemplo en los sujetos con colores de espalda, es que con el aumento de temperatura aumentaba levemente el dolor de los afectados.

dolor-rodilla

El problema principal del estudio es que los pacientes que se presentaron al estudio estaban completamente convencidos de que el cambio del clima les producía más dolor. Tras realizar nuevas pruebas con nuevos pacientes llegaron a la misma situación, lo que no podía dar un resultado completamente objetivo.

El caso es que en muchos casos, la creencia del clima que estaba por venir también variaba la cantidad de dolor presente en las articulaciones lesionadas, aunque el tiempo finalmente no variase.

Esto sugiere que simplemente la espectativa del cambio de clima puede hacer variar la intensidad del dolor, y por tanto puedes ser capaz de controlar dicho dolor. Aun así, es posible que la temperatura aplicada en ciertas partes del cuerpo (ya sea baja o alta), pueda variar la percepción del dolor.

Esto depende ya de cada uno, pero no tiene una relación directa con los cambios de clima.

¿Te duele alguna parte del cuerpo cuando va a cambiar el clima? Intenta no centrarte en que te tiene que doler y dinos si notas alguna diferencia.

Publicado en Sin categoríapor Equipo CV el