Hay que respetar las dosis recomendadas de ibuprofeno

El ibuprofeno y sus propiedades

El ibuprofeno es un medicamento libremente disponible en nuestro país y pertenece al grupo de fármacos antiinflamatorios no esteroideos, analgésicos y antipiréticos. Se usa para aliviar el dolor e inflamaciones y para bajar la fiebre. Lo conocemos también bajo otros nombres comerciales como Nurofen, Neobrufen, Espidifen, etc.

Las pastillas de ibuprofeno de hasta 400 mg de sustancia eficaz se pueden adquirir en las farmacias libremente sin receta médica, sin embargo, las pastillas más fuertes sí que requieren una prescribción médica.

Indicaciones y dosificación del ibuprofeno

El ibuprofeno es un inhibidor de la enzima responsable de la creación de sustancias que suben la temperatura corporal humana y/o causan la percepción del dolor. Usa sustancias que obtiene de las células del sistema inmunológico para combatir la inflamación. Alivia dolores leves y medianos, por lo general relacionados con la menstruación, inflamaciones, dolor de dientes, articulaciones, cabeza, etc. La dosificación depende de la indicación, es decir el origen del dolor, temperatura corporal, etc. y en el caso de los niños se dosifica teniendo en cuenta su peso corporal. El efecto del medicamento depende del nivel de la dosis y la sobredosis puede provocar las típicas complicaciones como vómitos, desorientación, temblor y dolores. Los estados que pongan en peligro la vida se ven muy raramente.

Posibles efectos no deseados por el uso de ibuprofeno

Casi todos los medicamentos conllevan el riesgo de posibles efectos no deseados y al mismo tiempo bastante raros. El ibuprofeno puede provocar algunas reacciones secundarias sobre todo en el área estomacal, por ejemplo náuseas, diarrea, estreñimiento, nivel elevado de enzimas de hígado, pero también sangrado nasal, mareos o hipertensión. Un uso excesivo y frecuente puede dañar los riñones, el corazón, intestino delgado o provocar úlceras estomacales.

La prevención está en un uso correcto y a corto plazo y en seguir la dosis recomendada. Las mujeres embarazadas o en lactancia deberían consultar con su médico antes de empezar a tomar ibuprofeno, ya que existe un riesgo elevado de aborto. En ningún caso se puede usar en el último trimestre del embarazo.

Investigación para otros usos posibles

Según algunos estudios realizados hasta ahora existe cierta probabilidad de que el ibuprofeno suministrado a largo plazo en pequeñas dosis nos pueda proteger eficazmente en el futuro ante la enfermedad de Alzheimer cada vez más temida. De mismo modo es posible que sus efectos calmen, ralenticen y actúen preventivamente contra la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, de momento hablamos de conclusiones no del todo confirmadas y por tanto hará falta esperar los resultados de los futuros estudios.

Publicado en Sin categoríapor CV Team el