Efectos de los dulces de navidad en los dientes

¿Cómo afectan los dulces navideños a los dientes de leche?

En este periodo del año comienzan a verse todo tipo de dulces en los supermercados. Esto es una provocación absoluta para nuestros niños y, en particular, para sus dientes de leche. Pero, ¿sabemos exactamente cómo afectan este tipo de dulces a sus dientes?

Efectos de los dulces navideños en los dientes

Este tipo de dulces lleva cantidades muy grandes de azúcar y de miel. Están catalogados como extremadamente perjudiciales. El exceso de consumo provoca caries que puede pasar desde los dientes de leche directamente a sus dientes definitivos, si no las cogemos a tiempo. Por este motivo, nuestros niños deben llevar una buena higiene dental durante el año y no pasarse de dulces estas navidades.

Se recomienda tomar como máximo una cantidad de azúcar al día equivalente a seis cucharadas. Esto es lo mismo que una pieza de bollería o una ración de 5 galletas.

Beneficios y perjuicios de cada dulce navideño para los dientes

No todo son efectos negativos, por eso mismo te dejo una lista con lo mejor y lo peor de cada dulce típico de estas fechas. Además debes tratar de evitar todas las costumbres que pueden dañar tus dientes, pero esto todo el año no solo ahora.

Polvorones

polvorones

La parte positiva es que nohace falta masticarlos (si no quieres) por lo que no se van a quedar pequeñas porciones de azúcar pegadas a las muelas. Pero por contra, si nuestros niños tienen poca saliva debemos darles agua para evitar sustos. Esto sucede con más frecuencia en niños que padecen bronquiolitis o asma.

Turrón

turron blando duro

Lo bueno de los turrones es que son productos duros en la mayoría de casos. Por este motivo debemos masticarlos más. Para nuestros hijos esto será un gran ejercicio para la boca, los músculos trabajan, los huesos se calcifican adecuadamente, se produce más salivación y las fibras musculares adquieren una buena orientación para el futuro.

El turrón más recomendado para ello es el turrón duro de Alicante. La contraparte de esto es que se pueden quedar trozos de azúcar pegados en dientes y muelas. Por ello, es muy importante realizar un buen cepillado, después de comerlo.

Roscón de reyes

roscón de reyes

La parte positiva es que el roscón es normalmente un postre y, por eso, los niños no lo tomarán entre horas, sino después de una comida o en el desayuno. Tienen dos partes negativas bien diferenciadas. En primer lugar, las frutas escarchadas que vienen en el roscón no sustituyen a una ración de frutas.

Por otro lado, hay que tener cuidado con la sorpresa; puesto que si nuestros niños muerden el premio sin darse cuenta, se pueden romper algún diente de leche. Muchas veces, los dientes se encuentran debilitados por todo lo ingerido durante las fiestas y pueden llegar a partirse.

O peor aún, podrían llegar a atragantarse y ser problemático.

Figuritas de mazapán
mazapan

Le sucede como a los polvorones. Se deshace en la boca y por este motivo, no llega a pasar por las muelas. Si abusamos de ellas, pueden llegar a empachar y no permitir a los niños disfrutar del resto de dulces de las fiestas.

Recomendación para cuidar los dientes

bicarbonato de sodio cepillo dientes blanquear

En estos días podemos aprovechar la ausencia de colegio para visitar a nuestro dentista de confianza. No dejemos que nuestros hijos cojan por costumbre comer estas cosas todos los días. Debemos recordarles que los días que se deben consumir son los señalados como festivo en el calendario.

Podemos practicar esto utilizando un calendario de adviento con figuras de chocolate. Los niños se divertirán y al mismo tiempo les sirve como aprendizaje para no seguir comiendo dulces todos los días.

Como consejo final, debemos evitar las piedras de carbón de azúcar que tan de moda están en navidad. No aportan nada a nuestros hijos ya que son azúcar puro. Por ello pueden provocar que al comerlo aparezcan las temidas caries.

cepillarse dientes

Recordemos a nuestros hijos que es muy importante cepillarse los dientes después de cada comida y no tendremos que preocuparnos por nada más.

Publicado en Sin categoríapor Laura Sanchez Vidal el