batido bronceador casero

El acelerador del bronceado natural

 Hoy, mientras paseaba por la calle, he mirado mi reflejo y me he visto blanca, pero blanca como una tiza, por desgracia, tengo una piel muy clara y me cuesta mucho  broncearme sin quemarme, pero el verano pasado descubrí una receta que mejoró mucho mi tono y me permitía acelerar el bronceado natural.

El invento se me ocurrió mientras trabajaba en la farmacia. Me presentaron unos comprimidos aceleradores del bronceado y pensé que aquello debía ser una maravilla. Pero como no soy muy dada a tomar pastillas, me estudié la composición y decidí hacer la receta por mi cuenta, pero en batido, que llena más y es más sano.

La composición fundamental de los comprimidos era   flavonoides y carotenos, y tiene su lógica. Los flavonoides, ayudan a mejorar la circulación venosa, además de contribuir a mantener el color, mientras que los carotenos oscurecen la melanina, que es el pigmento que tiñe la piel y que hace que nos pongamos de color tostado.

Cómo preparar nuestro batido

batido bronceador zanahoria

Recordando las clases de nutrición busqué los alimentos más ricos en carotenos y flavonoides (que en general son las frutas y verduras más coloreadas) y cambié mis meriendas por batidos bronceadores quedando la receta final así:

  • Dos o tres zanahorias
  • Dos rajas de sandía
  • Un tomate maduro
  • Un kiwi
  • Agua
  • El zumo de un limón

El batido se hace mezclando las zanahorias, la sandía, el tomate, y el kiwi. Después añadimos agua hasta conseguir la consistencia deseada. El zumo de limón es opcional, yo se lo añado porque es rico en vitamina C, que es muy beneficiosa para la circulación y nos ayuda a mejorar el aspecto de esas varices y pequeños hematomas que nos salen en las piernas después de estar mucho tiempo sentadas o de pie, y porque me encanta el sabor de los cítricos, pero como os digo, es opcional.

Consigue un color canela estupendo en dos semanas

chica bronceado

Si te gusta más dulce, puedes añadir unas gotitas de stevia y con una pajita y unos cubitos de hielo, resulta una bebida súper apetecible, que además no tiene apenas calorías.

Es recomendable hacerla en el momento y no conservarla porque tanto los carotenoides de la zanahoria, el licopeno del tomate, la antocianina del kiwi y la vitamina C del limón, se oxidan y desaparecen, y entonces nuestra bebida dejaría de tener las estupendas propiedades que tiene.

Con este batido se ven resultados en unos diez o quince días, pero hay que ser constante y cuidadoso, porque no evita que nos quememos, solo acelera el bronceado y potencia el color, así que tenemos que seguir protegiéndonos y siendo cautelosos con las radiaciones.

¿Te vas a broncear este verano? ¿Qué batido has probado tú? Compártelo y comenta.

Publicado en Sin categoríapor J Bueno el